Noticias

por Nathaly Pérez Anria para CIDES

“La tierra productiva tiene que ocupar una posición cada día más prominente en el pensamiento de los pueblos y de sus dirigentes. Es preciso que concedamos a este indispensable bien la importancia que merece, porque constituye la fuente de alimentos de toda la población, rural y urbana.”

-Dr. Hugh H. Bennett

 

El suelo se define como un recurso natural que brinda diversos servicios ecosistémicos como, ser la base para la producción de alimentos y biomasa, almacenar y fijar carbono, ser reserva de biodiversidad, almacenar agua, participar en ciclos biogeoquímicos del planeta, entre otros. El mismo se encuentra asociado a factores como el clima, topografía, organismos (flora, fauna y ser humano), materiales parentales (rocas y minerales originarios) y es considerado un recurso finito y no renovable, ya que su recuperación abarca un tiempo extremadamente largo.

El 22 de junio es el día designado para conmemorar el Día mundial del suelo y la tierra fértil con el fin de resaltar temas como, la correlación entre la tierra fértil con la seguridad alimentaria y concientizar a la población sobre la importancia de la conservación del suelo frente al cambio climático.

Aproximadamente el 27% de la superficie total de la República de Panamá en 2006 se encontraba degradada y los suelos eran sometidos a prácticas no deseables (FAO, 2006). Actualmente, a nivel mundial el recurso suelo y su fertilidad, se encuentran altamente amenazados por el uso insostenible de la tierra, falta de prácticas de gestión y eventos climáticos extremos. Dentro de las principales amenazas para las funciones del suelo, se pueden mencionar el desequilibrio de nutrientes, contaminación, compactación, salinización y acidificación del suelo así como también el crecimiento poblacional y económico, que tiene entre sus consecuencias, la expansión de asentamientos humanos a tierras agrícolas de buena calidad. Debido a esto, es necesario llevar a cabo una gestión sostenible del suelo, de lo contrario, se podría ver comprometida la sostenibilidad de la agricultura, seguridad alimentaria y el suministro de servicios ecosistémicos a nivel local, regional y global.

La importancia de conmemorar esta fecha se centra en una oportunidad para recordar sobre el potencial de las tierras fértiles y reflexionar sobre la relevancia del suelo sobre la vida en general, mediante la participación y cooperación, tanto a nivel académico como institucional.

 

“La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), promueve todos los años, una serie de eventos, acciones e iniciativas para sensibilizar sobre las potencialidades y los retos de la gestión sostenible del suelo, facilitar el diálogo entre los actores y promover soluciones innovadoras para fomentar la cooperación sobre el suelo.”

 

La autora es estudiante de Ingeniería en Manejo de Cuencas y Ambiente de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad de Panamá.